martes, 24 de enero de 2017

Aprende a vivir


Cuentan los profetas que el futuro es incierto
y que por soñar te imponen sanción,
que el valiente no es más que un joven travieso
que en busca de un beso pierde el corazón.

Hay quien dice que el futuro es un telediario,
un horizonte lejano donde el “porvenir”
es palabra vetada por los diccionarios
pues es necesario “que aprendas a vivir”.

Falsas enseñanzas de mente sombría,
más cerradas que el cielo al anochecer,
más erradas que el trazo de mi caligrafía
al perder la alegría que envuelve a mi ser.

Hay quien vive de okupa en las ilusiones
sin perder ni un suspiro con el alquiler,
sin verter ni una lágrima por las decepciones
causa de pasiones que han visto caer.

Por ello, aprende a vivir sin cajones cerrados,
no encierres la esperanza en un oscuro rincón,
no entierres para siempre los sueños preciados
y rompe los candados para el corazón.

Pues si me escuchas al fin, te pediré ser un necio,
que intentes callar a la diosa razón,
que oses avivar a tu corazón recio
y que jamás pongas precio a la ilusión.


Héctor de las Llanderas Santana

No hay comentarios: