domingo, 9 de septiembre de 2012

Lunas de cuarzo


Hoy soñé con lunas de marzo
Con las serenas lluvias de abril
Que adornaron caminos sin pasos
Que descalzo anduve por ti.

Ya el susurro se convirtió en eco
Y entre las montañas surgió una voz,
Como brisas de viento seco
Como lágrimas de alegría por amor.

El silencio despertó de la tormenta
Y arribaron luciérnagas al cielo
Al mar de las mentes soñolientas
Que dibujan medias lunas con sus dedos.

Y entre versos de amores sin vela,
Hallé luz en las noches de marzo,
Se escribía un cuento de novela
A la luz de la lunas de cuarzo.

Y entre lunas de cuarzo emblanquecido,
Brillaban dos estrellas fugaces,
Que prendían fuego al mismo olvido
Volando al destino como luciérnagas rapaces.

Y las paces llegaron al amanecer
Pues bandera blanca hondeó en la mente,
Rindiéndose a la idea de envejecer
Bajo las ramas de un te quiero eternamente.

Y de caballero se vistieron las manos
Pues dio rienda suelta a sus cabellos,
Como a lomos de un caballo hispano
Que desnudo de riendas llevaba el cuello.

A sus sueños perseguían sin fronteras
Y su dios no era más que el sentimiento
Presente entre las verdes praderas
Que bañaban de aire puro al propio viento.

Los ojos se tornaron de un mar impoluto
Y miraban con recelo a las crucetas
Que de blanco se vestían cada minuto
Añorando las pasiones de un humilde poeta.

Aún recuerdo la luz de aquella noche de marzo,
Donde reinaba entre las nubes una peseta,
Que hizo presencia como la reina indiscreta,
Y dio nombre a las lunas de cuarzo.
                                                                    

No hay comentarios: