viernes, 20 de abril de 2012

¿De qué servirá el amor?


Quiero empezar comentando
Cuanto duele en el amor
Matar las horas esperando
Y que entre tanto el destino tenga un mal sabor.

Ten cuidado de las humildes fantasías
Por si algún día puedan rebelarse
Robándote las esperanzas y las alegrías
Y haciéndote vivir cada día en el corazón de tu cárcel.

No es mas noble el que quiere sin prejuicios
Que el que siendo un ser tan sucio se remide por amor
Pues lleno está su corazón de fantasías de bullicio
Añorando las tardes tranquilas donde el sol daba calor.

Y es que en esta tertulia somos todos primo hermanos
Pues lleno está el mundo de manos alzadas por amar en vano,
Las nubes oscurecen la vida de los amores de verano
Que ya no se llaman porque el medico les dijo que ya no era sano.

¿De que servirá el amor?
Que tantas alegrías no entrega
A la vera de tristezas y dolor
Que por el alma nos restriega.

¿De que servirá el amor?
Pues siempre estamos a la deriva
Cuidándonos de las espinas de la flor
Y ahora más caro es lo nuestro, 
pues cada vez más alto es el IVA.

Y estoy harto de fingir las primaveras
Si de invierno se disfrazan y congelan mi calor,
No hay flores que nazcan aquí a mi vera
Si el terreno se resiste y se viste de un gris color.

Basta ya de contarme cuentos de hadas
Si el destino me reserva embarazos de suspiros,
No pienso soltar mis besos a quien no valgo nada
Y que le suene a agua pasada, 
pues sin su aliento bien que respiro.

Esta noche vine hablar de las personas
Que entregan su corazón, pues como ellas yo bien soy,
De aquellos que van de Madrid a Barcelona 
o de Tokio hasta el mismo Amazonas,
Y de aquellos que van desnudos, 
desprovistos de prejuicios tal día como hoy.

Es por eso que pregunto
¿De qué servirá el amor?
Pues para nada es justo,
Que unos amen y otros vayan de flor en flor.

No hay comentarios: