domingo, 11 de marzo de 2012

Poema a un amigo


Mi vida era sencilla en aquel momento,
Pero me costaba lograr lo que siempre persigo,
Eran batallas duras e historias como cuentos,
Y una de ellas fue como hace seis años encontré un amigo.

Este es el cuento de cómo dos niños se unieron ante el destino,
Dos huellas distintas que se juntaron formando sueños en el camino,
Una voz que decía “Ven conmigo, ya que juntos siempre estaremos”,
Creciendo juntos,  como gotas de agua el mundo recorreremos.

Desde el lunes negro bailábamos al compás de las matemáticas,
Un amigo más otro amigo son dos locuras avispadas ante la vida,
Que en una sonrisa como cosa de física se enzarza siendo simpática,
Y no hablemos de las chicas que cuyo rostro deseábamos a escondidas.

Eternos fueron los desvelos ocasionados por la tónica impropia de la semana,
Donde como manadas desalientas vagábamos sin luz, como una epidemia
Que cuyo fin se funde con la alegría que nuestras sonrisas emanaban
Dando luz a la oscura trama de la dama de la ciencia histeria.

No supimos jamás que escondía la sonrisa indiscreta de aquella niña coqueta,
Que escondía entre susurros los delirios de nuestras mentes perdidas,
El miedo por saber planchaba el velo que escondía la luz del callejón sin salida,
Y entre el pelo guardamos las canas que han sido testigo de nuestra vida poeta.

Nos dejamos perder por la brisa que esparcía sonrisas entre la muchedumbre,
Nos condenamos sin prisa al incienso de las féminas que nos abrió los ojos con el tiempo,
Con esfuerzo nos dedicamos a ser feliz… y siempre sonrío cuando pienso,
En la historia que juntos pasamos desde aquella mañana de septiembre.

Querido amigo, siempre olvido como fue la última batalla que juntos labramos,
Pues mi mente se arrepiente de no tenerte cerca y busca remediar la distancia,
Intentando devolver la vida a la bella historia de aventuras que realizamos,
Abriendo las cerraduras que el destino nos puso, perdido en su arrogancia.

Como cosa de magia en cada instante avanzamos,
Pese a la adversidad que en forma de muros se alzaba,
Descubrimos que la amistad vencería todo lo que temíamos,
Plantando los pies en el destino sin importarnos que número calzaba.

Hoy ya hace más de seis años que nos encontramos y notamos esa chispa,
Esa alegría hermanada que caracterizaba el impulso de nuestros sueños,
Caminamos apoyados en nuestros hombros como polen entre la avispa,
Llegando a cada lugar donde en los sueños y la ilusión éramos dueños.

(Espero que hayas recordado cada una de nuestras aventuras, que pese a que algunas fueron tristes, hoy en día podemos sonreír y enorgullecernos de lo aprendido, jamás nadie había estado tanto tiempo a mi lado ayudándome con su sonrisa, ruego que sigamos juntos compartiendo la vida que nos trae la brisa, y espero que este poema te haya hecho sonreír y recordar, y ya de paso te entrego algo que te hará pensar en el pasado, porque un amigo como tu es difícil de encontrar, gracias por estar siempre a mi lado.) – “Porque somos unos monstruos entre la gente! Y sonreímos cada vez que nos dicen diferentes!!” 

No hay comentarios: