martes, 20 de marzo de 2012

No hacen falta razones para amarte




De la vida he aprendido que los besos se quedan cortos en tu ausencia
De los sueños es bien sabido que el destino se muestra con paciencia
Y que la vida te muestra los caminos que tus pies están dispuestos a recorrer
Pues los deseos se crecen de las hazañas que la mente ansía hacer.

Y en mis trayectos he visto mundo
Pues tu cuerpo mis caricias han recorrido
Como un mar bravo y profundo
Que en su brisa resuenan latidos.

Pues en la vida he aprendido que de esta tierra eres lo más bello
Y que el mar retrocederá para así tu belleza destacar
Y que si se piensa postrar será para tu reflejo mostrar
Y así la brisa pueda peinar suavemente tus cabellos.

Pues de razones lleno está el mundo para lograr darle a las cosas luz
Diferente es lo que dicta mi opinión
Pues dice: “Que no hace falta una razón
Para contemplar ciegamente el destello de una rosa tan hermosa como tú

Y he querido escribirte el verso más hermoso que jamás tus oidos hayan escuchado
Que mis labios hayan pronunciado o que mis besos te hayan entregado
Pues mi amor explota como un rayo de tormenta
O como un barco en alta mar que sin rumbo  fijo al destino se enfrenta.

Termino esto escribiéndolo con prisa
Mientras pienso en las primaveras que traen tus labios
Y que si amar es un regalo yo me pierdo entre tu risa
Porque vivir de tus besos y de tu mirada es de sabios.

No hay comentarios: