jueves, 26 de enero de 2012

Estrella del deseo


Estrella del deseo






Estrella del deseo
De tus ojos nacen soles de poniente
Y como torres de oriente
Van rasgando el cielo de mi mente.

Estrella del deseo
Que iluminas mi camino,
Tu mirada son estrellas
Cuna de los sueños que reinan en mi destino.

Corazón, ansío rencontrarme entre tus brazos
Mientras, voy dando pasos al ritmo de los latidos,
Amor, sin tu voz no hay razón y con ella se ausentan los sentidos
Y en cada noche busco rencontrarnos una vez más en un abrazo.

Pues la vida nos ata en el deseo
Y el amor nos une creando lazos,
Como una ilusión que aumenta en cada paso,
Como un sueño entre las manos de Morfeo.

Ruego al cielo que le crezcan alas a este amor
Para así encontrarme con tu luz,
Hija de los cielos, reinas en mi mente y en mi locura
Como el sol en el día, como olas en el mar azul.

Estrella del deseo, que mis noches peinas con tus caricias
Que vistes de forma sincera mis ilusiones,
Hija de los cielos, que siempre guardas un as de corazones
Y llamas a mi corazón mediante susurros entre la brisa.

No importa la esperanza pues difícilmente me doy por vencido,
Eres tú mi luz y la oscuridad es la ausencia a la cual nos vemos sometidos,
Sabrá el tiempo cuanto te he esperado pues Cronos ha crecido desde entonces,
Lo que empezó siendo una ilusión con el tiempo se ha hecho romance.

Con el tiempo se ha hecho leyenda
Y no hay quien que al escucharlo se asombre,
Pues se ha hecho popular dicha contienda
Y es bien sabido el misterio de tu nombre.

Hecho esto con esmero,
Envío mi corazón a tus manos
Con amor y sentimiento,
Toda mi ilusión te entrego,
Otros dirán que fue mentira, pero…
Ruego desde esa noche robarte un te quiero.

LLamo desde entonces a tu corazón
Aun sabiendo la distancia que nos separa,
Nadie sabe lo que el destino depara
Dejando en ocasiones descalza a la razón.


Esta noche soy quien descalza a mi voz,
Reinando así los sueños en mi destino,
Alzando el grito en forma de canción,
Sin calzado que me apriete, ni huella que ensucie mi camino.

Solo junto a ti cruzaría este camino,
Aunque tenga que esperar mil años por tu presencia,
Nada me impedirá sonreír contigo,
Tu eres la razón del tiempo y sin ti nada tendría sentido,
A veces más vale dejarse llevar y encontrarse con el destino,
No pienso dar un paso más sin tener cerca tu sombra,
Abriré entonces los ojos y sabré que estarás conmigo.

                              Calle Tres Poemas

No hay comentarios: