lunes, 28 de noviembre de 2011

Aura



Esta noche sueño en versos y mi horizonte son tus ojos,
Mi voz es el escalofrío interno que recorrió tu corazón,
Mi sueño es hacer eternos tus besos...
Y convertirlos en focos de inspiración...
Espero ser breve en los suspiros mientras tiño el cielo de rojo...
Con la sangre que circula en mi interior al escuchar tu respiración.
Mi amor es un sueño... que crece tranquilo en el silencio de su morada,
Un animal que se reproduce en el constante gorgoteo de mis venas,
Y que sueña con ver la luz de la mar cristalina reflejada en tu mirada,
Mientras las olas de la marejada en la lejanía suenan apenas...
Mis manos frías tejen el tapiz ardiente de nuestro amor,
Soy un loco que echa a suerte sus palabras y juzga a la razón,
Por no advertir que un sueño gris se vuelve negro en el dolor,
Por no decir que hay un infierno que se esconde en el corazón.
Mi voz tiembla con cada paso dado hacia delante,
A un lado mi mente y al otro muchos años a mi vera,
La luz que todos ansiamos no solo vuelve en primavera,
Crece luchando a muerte en cada resquicio de una mirada desafiante.
Mi sueño es decir lujurias y erigirme santo,
Mi ilusión es decir mentiras y convertirlas en verdades,
Mi sueño es viajar mas allá del sol y cruzar los mares...
Mi ilusión es decir lo que no está dicho... y entre tanto...
Mi voz duerme en el silencio dejado tras un beso apasionado...
Mis alegrías son el día a día, mirándome en el espejo de tus ojos...
No hay noche sin el día de tu sonrisa que revive mis fantasías...
No hay un verso escrito donde rimen los besos de este enamorado.

No hay comentarios: