sábado, 6 de agosto de 2011

Suena a poemas la distancia

Escucho a distancia el eco del latido de tu corazón,
Mientras tanto mi mente se enzarza en un suspiro,
Mis pensamientos a cada instante entran en discusión,
Y me quedo colgado de los recuerdos cada vez que tu foto miro.

Suena el latido de mi corazón en trance,
Que en paz descanse la tristeza en el amor,
Pues mil motivos existen para el romance,
Pues hoy por eso soy esclavo de tu voz.

La simple ausencia de tu mirada,
Suena a mil rayos en mi interior,
Si me acompañas no existen recuerdos…
Que me acongojen de dolor.

Si estoy contigo soy el niño sonriente que jugaba a ser mayor
Si tú no estás llueve sin calma en este mar llamado amor.

Cada noche sin tus besos las estrellas blancas me resultan grises,
Sin tus abrazos cada día son trazos desorientados que pinta la sangre en mi corazón,
Las sonrisas se empequeñecen si no son la de tus labios tocados de pasión,
Las historias se repiten si no están tus ojos cargados de hermosura en sus matices.

Cada atardecer que miro al cielo confundo al sol con tu mirada,
Cada noche que me desvelo miro a la luna buscando tu sonrisa,
Cada día que me siento perdido busco tus caricias en la suave brisa,
Cada vez que suspiro me llevan los recuerdos a las tantas de la madrugada.

Tú me llenas cada día con tus palabras,
Tú me llenas con una extraña sensación,
Tú eres la única que me entiende sin palabras,
Pues en las palabras no se encierran el deseo de mi corazón.

En un te quiero se encierra la pasión de nuestra voz,
Y en las caricias se libera el deseo eterno que sentimos,
Es un deseo que arde en cada resquicio del corazón y nos decimos
“Qué siempre duele en el alma no estar cerca de nuestro amor”.

Y es que aun llevo presente lo pasado en mi mente,
Es extraño pues se guarda cada beso que me diste,
Viste que con poco se hace grande lo que se siente,
Extraño cada momento donde tú me sonreíste.

Dicen que nada es para siempre,
Pues si tu voz no está presente voy perdiendo la razón,
Sin tus ojos permanentes en mi rostro,
El amor está de luto y me asfixia el corazón,
La pasión tiñe de rojo el cielo de los pensamientos,
De suspiros se llenan los mares, son corazones plagados de sentimientos.

Si estoy contigo soy el niño sonriente que jugaba a ser mayor
Si tú no estás llueve sin calma en este mar llamado amor.

No hay comentarios: