miércoles, 8 de diciembre de 2010

Historia de un amor.

Esta es la historia de una vida,
Que nunca se dio por vencida,
Que luchaba y no se esconde,

A fuerza de las embestidas,
La razón fue precavida,
Y se fue convirtiendo en un hombre.

Sus razones son escritas,
Por la dicha de unos besos,
Versos que tienen su nombre.

Alegrías… despedidas…
La tristeza bien vestida,
Sigue siendo un mal entonces.

No por soltarse en la barra,
Beber dos litros en jarras,
Vas a perder el mal de amores.

No pienses que vas a sonreír mientras estés sufriendo,
Al amor que tú le cantas es porque le sigues queriendo,
Si la buscas en tus brazos, si la buscas en tus tardes,
Notarás que la extrañas en tus noches cobardes.

Una historia no se olvida,
Sigue ella estando muy viva,
Cuando laten los corazones.

Hay amores sin medida,
Hay pasiones sin salida,
Que no entienden de razones.

El amor que sientes no será borrado con el néctar de los bares,
El cariño que le tienes no será cambiado por otros nuevos amores,
Le pides al olvido que te ayude a olvidarla mientras el olvido te olvida,
Rezas a un dios irascible, cualquier manera imposible de tenerla en tu vida.

Tus gritos caen en silencio, si lloras no habrán momentos de alegrar tus ilusiones,
Tus silencios bien atentos, se van yendo con el viento, se irá curando el mal de amores,
Los amores de por vida, perduran si no hay salida, a la locura de tus sueños,
Se me olvidó decirte que lo que con cariño se ansía, se gana con empeño.

Mil cartas de amor de cuando de cuando le escribías,
De cuando no era consciente de lo que tu sentías,
Mil versos escritos sintiendo lo que decías,
No permitas que se pudran en tus cajones cada día.

Las memorias nunca mienten,
Cuando dicen que uno siente
Los recuerdos de la mente.

Los sueños que se presienten,
Las historia que se inventen,
Son hechos por accidente.

Accidentes de la suerte,
Por hacer que ella pueda conocerte,
Por sufrir esto tan fuerte.

Por que no hay muerte que libre de esta terrible agonía,
Por que son sus bellos ojos tus peores pesadillas,
Por que te mueres por verla y por tenerla cada día,
Por que cuando tus suspiras, sonríes a la vez por su alegría.

Un amor nunca se olvida por mucho que uno se diga “nunca más pienso en amores”,
Las batallas dadas por pérdidas puedes ser victorias vivas, no te extrañes ni te asombres,
Lo olvidado no se olvida, más si el propio olvido te olvida, a la suerte de tu nombre,
Si te escondes te persigue, si respondes se decide, la pasión que en ti se esconde,

Olvida tu olvido y mientras sigue tu camino, mientras forjas tu destino,
Si sonríes te destinas a una vida de alegrías sin tristezas que te estorben,
Si la vida te sonríe, sonríele tú a la vida, tejes el paño hecho por lino,
Sin los miedos se combaten, los sueños se hacen verdades,
Verdades que llegan al alma cuando las pasiones se asomen.

No hay comentarios: