miércoles, 1 de diciembre de 2010

El sol



Sale de nuevo el sol,
Las nubes desaparecen,
Las flores florecen,
La hierba crece en los pies del árbol.

Sale de nuevo el sol,
Se iluminan las miradas,
Se alegran los corazones,
Se renuevan las vidas pasadas.

Sale de nuevo el sol al amanecer dejando ver esos rayos de luz invernales,
Sale de nuevo el sol dejando calor y vida por las lluvias torrenciales,
Sale de nuevo la luz y el corazón respira profundamente,
Sale de nuevo el día, hay luz en los sueños y no está nublada la mente.

Sale de nuevo el sol y la espina clavada ya no se siente,
Sale de nuevo el sol y caminas de la mano con la gente,
Sale de nuevo el sol y te miras al espejo ya no mientes al decir,
Sale de nuevo el sol, otro día más y una razón más para sonreír.

Todas las mañanas sale de nuevo el sol en el horizonte,
Unas veces ilumina los abetos cubiertos de nieve en el monte,
Otras queda grabado en un destello del océano en nuestras mentes,
Y otras veces se ve impregnado en el brillo de nuestros ojos sonrientes.

El sol ilumina cada resquício de este mundo,
Desde… el despertar de cada día,
Hasta el pensamiento más profundo,
Pasando por las alegrías a quien persigo en cada segundo,
Y termina en el no rotundo a mis pesadillas.

El sol aparece cada día y se marcha al atardecer,
El sol, símbolo de alegría, donde la ilusión se halla,
El sol… por mucho tiempo que se vaya,
Al día siguiente volverá a aparecer.


No hay comentarios: