miércoles, 24 de noviembre de 2010

Amor Furtivo

Es un cuento donde se desvanece el miedo,
Es un sueño donde muero mientras espero,
Es la vida del que piensa mirando al cielo,
Es la historia de una frase aún por decir: “Te quiero”.

Un amor que pierde el control mientras el latido acelera y frena,
Es un motor sin frenos que ruge sin espavientos al tiempo,
Es un furor incesante de pasión desbordante que inunda mis venas,
Es un pensamiento filosófico del típico tópico del sentimiento.

Es un toro sin cuernos, es el miedo del averno,
Es ese amor eterno, a la vez voz culpable de este infierno,
Es esa melodía escrita a mediodía a base de ron y sangría,
A base de tristeza y alegría, a base de un “te extraño” cada día.

Muchos dicen que se amparan a mis sentimientos,
Muchos dicen que soy culpable de este mi tormento,
Muchas veces, mucho tiempo, muchos momentos,
Esa es la vida del perro callejero y su amo el vagabundo,
Tantos días, tantas horas, tantos minutos, tantos segundos,
Paso pensando en tus ojos, el regalo más grande de este mundo.

Prometo darte amor, amor eterno relatado en los cuentos,
Prometo serte fiel, fiel como el caballero con sus sentimientos,
Prometo verte feliz siempre, pues mi destino es tu sonreír,
Prometo prometerme a mi mismo… Que te querré hasta el fin.

Por una vez en la vida digo lo que siento,
Te quiero, no puedo vivir si no estás cerca,
Cada día de tu ausencia me va gastando el aliento,
Entiendo que sea difícil, esperaré que el tiempo no ponga puertas.
Te quiero, ¿tan difícil era conocerte en otro tiempo?
¿Tan difícil era permitirme estar contento?
¿Tan difícil permitirme estar contigo?… No.
El tiempo todo lo dirá es lo que se dice,
Por ahora tu ojos me ven como un amigo.

Por esta noche mis versos serán tristes,
Esperaré a mañana a ver,
Mientras soñaré con el primer beso que me distes.

No hay comentarios: